Wiki Darkstalkerspedia
Advertisement
Darkstalkers Resurrection Q-Bee.png
Q-Bee
Imágenes/VídeosFrases
Lista de movimientosSprites
Información de nombre
Nombre en Kana キュービィ[1]
Romanizado Kyūbi
Datos personales
Alias Queen Bee
Origen Makai, terrenos de la Familia Dohma[1]
Raza Soul Bee,[2] insecto demoníaco[1]
Altura De la cabeza hasta la punta de su abdomen
125 cm[1]

Abdomen
86 cm[1]
Pseudo-Abdomen
57,5 cm[1]
Pseudo-Nalgas
87,5 cm[1]
Abdomen hasta su estómago de miel
110 cm[1]

Peso 38.2 kg[1]
Actores de voz
Actores de voz - Japón Miyuki Matsushita
(saga Darkstalkers)

Arisa Nishiguchi
(Project × Zone 2)

"El valor de un alma se mide por sus cualidades nutritivas"
—Q-Bee[1]

Q-Bee es un insecto humanoide que apareció por primera vez en el videojuego Vampire Savior: The Lord of Vampire. Ella es la líder de la raza conocida como Soul Bee, que residen en las tierras de la familia de Jedah.

Trasfondo[]

Ella es la líder de la raza Soul Bee, una raza que come almas para sobrevivir. Q-Bee significa Queen Bee, que es su título, no su nombre. Su raza vivía en los terrenos de la Familia Dohma. Pero durante el tiempo en que Jedah estaba muerto, su raza estuvo a punto de ser aniquilada. Cuando Jedah fue revivido y creó el reino Majigen cerca del reino de Makai, ella notó la gran cantidad de almas en el nuevo reino. Se dirigió hacia el Majigen con la finalidad de reunir almas para alimentar el hambre de sus Soul Bees y su propia hambre también.

Personalidad[]

Q-Bee es una chica leal que le gusta consumir las almas de los demás. Ella y su raza son seguidores de Jedah, y hará cualquier cosa para complacerlo. A menudo espía a otras personas en la oscuridad como una manera de ganar tanta información como sea posible sobre la humanidad y otros reinos para él. Incluso trata de pedir a otros que se unan a su bando, ya que él podría ayudar a salvar todo.

Poderes y habilidades[]

Q-Bee tiene muchas habilidades sobrenaturales, tales como la capacidad de invocar a otras abejas. Como la mayoría de su especie, puede consumir las almas de su presa, sin embargo, debe estar cerca de su adversario con el fin de hacerlo. De una manera similar a Jedah, posee fuerza para llevar objetos mucho más pesados que un coche y un camión.

Acerca de la raza Soul Bee[]

En una familia de la raza Soul Bee viven aproximadamente 50 a 150 abejas. La líder de la familia es llamada como Q-Bee. En realidad, Q-Bee se trata de un título en lugar de ser un nombre. Las otras abejas se llaman P-Bee o simplemente Bee.

De todas las abejas nacidas, ciertas abejas nacen con una cápsula de miel, un órgano que se utiliza para concentrar y acumular nutrición. Esta abeja es criada para convertirse en la siguiente Q-Bee. Una Q-Bee trabaja para criar a la próxima líder de la familia.

Entre las P-Bees se encuentran machos y hembras con una proporción de 1:4. Su apariencia física es casi idéntica, siendo el macho ligeramente más pequeño. El macho sólo existe para ayudar a reproducirse. La capacidad de regeneración de un macho es muy débil en comparación con la de una hembra. Debido a que la raza Soul Bee actual tiene un sistema muy fuerte de auto-reproducción y regeneración; es posible dar a luz a las nuevas Soul Bees, incluso sin la ayuda de un macho. En el futuro cercano, las Soul Bee masculinas desaparecerán muy probablemente.

Los ojos de las Soul Bee son los discos grandes en sus cabezas. Lo que parecen ser ojos en su cara son en realidad una imitación usada para engañar a otras criaturas.

Su sentido del tacto puede captar el olor de los alimentos con un rango que se dice que llega a varios cientos de kilómetros.

Su nivel de inteligencia es igual a un bebé humano con alrededor de 4-5 años de edad. Solo son capaces de llevar a cabo conversaciones sencillas. Es posible que una Q-Bee sea más inteligente que otros miembros de la raza Soul Bee.

Su apetito es el aspecto más importante de su comportamiento. Para estas abejas, todo lo que se mueve es comida que está destinado a ser atrapado. Su capacidad digestiva es increíble y su estómago es raramente molesto de comer alimentos en mal estado. Debido a que su metabolismo es increíblemente alto, morirán si no comen regularmente. No comer por más de 36 horas las matará con seguridad.

Los nombres para los ataques de Q-Bee fueron tomados del "Libro de Insectos Malignos de Makai", escrito por Varvle Mattlayer. Los nombres fueron re-escritos en los sonidos más cercanos al lenguaje humano.

Cabe señalar que a través de ciertos artbooks y comentarios de los desarrolladores, la raza Soul Bee utiliza camuflaje para atraer a las víctimas. Caso en cuestión: los ojos de Q-Bee no están en su rostro. Su cara es en realidad parte de la boca y se puede presenciar su apertura durante ciertas animaciones de ataque. Los dos grandes "adornos de cabello" redondos sobre su cabeza son en realidad sus verdaderos ojos. Su rostro lindo es también una táctica para atraer a las presas.

Esto es especialmente notable durante la animación de sus sprites donde permanece en el mismo sitio sin atacar; ella inclina su cabeza hacia abajo con bastante severidad, casi hasta el punto de que lo que parecieran ser sus ojos no podrían verte muy bien. En realidad, debido claro a que sus ojos reales están en la parte superior de su cabeza, ella realmente está mirando directamente a su enemigo.

También debe notarse que el cuerpo de mujer adulta de Q-Bee parece ser una falsificación completa; su animación de introducción muestra su cambio de una "pequeña" Soul Bee en su forma normal y además su animación cuando es "electrocutada" también muestra esta versión más pequeña dentro de su cuerpo completo.

Un tema curioso: el temor a los insectos[]

Artrópodos, invertebrados, bichos, insectos... Minúsculas criaturas del reino natural de la Tierra, pero aún para los humanos y las vértebras, de un mundo casi extraño diferente al nuestro. Estos organismos que vienen a trabajar el microcosmos del ecosistema y la cadena alimentaria: polinización, carroñero, reproducción por el bien de la reproducción. De estas criaturas, las hay en muchas variedades: orugas, mariposas, escarabajos, mariquitas, hormigas, cigarras, libélulas...

Sin embargo, ¿por qué algunos llevan tal dominio del miedo y el terror a los hombres?

Fuera del reino de los que entran a la luz del día y se enfocan en la flora y las flores, entramos al otro lado del reino de los insectos, lejos de los que trabajan al sol y los prados. Los conocidos como "rastreros horripilantes" y los que hacen el trabajo sucio del proceso de la naturaleza: gusanos, moscas, ciempiés, gusanos, avispas, mosquitos e incluso especies de artrópodos como garrapatas, escorpiones y arañas. A diferencia de sus congéneres más bellos, estas razas tienen rasgos de perjuicio y malignidad: algunos se alimentan de cadáveres y carroña, portan enfermedades y señalan la muerte, o las que tienen apéndices destinados a cortar y excavar la carne, como mandíbulas chupadores de sangre o desgarradoras de carne, o aguijones venenosos, todo eso sin contar la fuerza, señal de invasión, daño y dolor en el nivel subconsciente. Incluso para criaturas tan diminutas, el hombre teme a estos organismos no solo en su capacidad, sino en grupos y cantidad, trabajando juntos en bandadas, y se teme que estas criaturas que trabajan en la oscuridad se acerquen a los hombres en la oscuridad de la noche, incluso en el seno de la casa y del hogar.

Cuando estos temibles atributos de las alimañas y las sombras se juntan con los diurnos, surge una pregunta: cuando se combinan, ¿son capaces de causar tanto o más daño que sus contrapartes? Según el análisis científico, la respuesta sería: sí.

En muchas partes del mundo, existen muchas especies peligrosas de insectos que también están activos durante el día. Las especies agresivas de hormigas son conocidas por su ferocidad para actuar en enjambres, capaces de masticar y cortar a sus presas hasta el hueso en cuestión de minutos. Se teme a las avispas por su capacidad de anidar en casi cualquier lugar cerca de los asentamientos humanos, desde pequeñas colmenas hasta grandes colonias, por su temperamento desagradable para picar y atacar en masa cuando algo no invitado e injustificado que consideren se acerca a sus hogares. En términos del primero caso, existen hormigas guerreras, hormigas faraón y hormigas de fuego; para el último caso, existen avispas amarillas, avispas caza-tarántulas y las temidas suzumebachi. Incluso en el caso de las abejas, hay razones por las que las abejas africanizadas son conocidas como "abejas asesinas", que se abalanzan sobre posibles invasores dentro de ni siquiera un metro de sus colmenas.

Incluso para los insectos simples pero agresivos que deambulan en solitario, los estudios de sus estilos de vida en el reino de los microorganismos justifican alguna forma de miedo y un extraño respeto por su brutalidad despiadada, como la chinche asesina, que lleva los cadáveres de su presa para futuras cazas, y las mantis, cuyo método de alimentación y caza consiste en aplastar sin piedad a los indefensos insectos con sus garras plegables y masticarlos vivos en cuestión de segundos.

Finalmente, lo verdaderamente aterrador podría estar en la cuestión de su biología. Se desconoce cómo estas pequeñas criaturas nos infunden miedo simplemente por sus movimientos y apariencia, sino por su anatomía casi mecánica y de otro mundo, moviéndose con fluidez a diferencia de los mamíferos y los hombres, con todos los movimientos como si estuvieran mentalizados con algún tipo de propósito intencionado. Se sabe que algunos insectos son parásitos, capaces de poner sus huevos en la carne de otros animales o insectos, o incluso cuando se atreven, de los humanos, sin que estos se percaten, y alimentándose de ellos sin ser detectados hasta el momento en que ya es demasiado tarde para que puedan llegar de defenderse contra estos. Por último, pero no menos importante, volvemos a sus apéndices; sus aguijones venenosos y sus poderosas mandíbulas. Los entomólogos han dado a los insectos durante mucho tiempo sus propias calificaciones de dolor y daño causado por sus picaduras y mordeduras de aquellos que son capaces. Algunas especies de artrópodos son capaces de incitar tal dolor donde el suicidio es una alternativa preferible, o donde vislumbrar la muerte propia es inmediata ante sus efectos.

Aunque el hombre es capaz de contraatacar simplemente con un golpe con las manos, el mundo del reino de los insectos es un poder verdaderamente aterrador de contemplar en su forma más fuerte y numerosa. Que se entreguen oraciones para aquellos atrapados en sus atracos más feroces, o sus furtivos y fatales azotes de ira.

Sobre los humanos-insecto[]

Como es el caso de otros híbridos animal-humano que se encuentran en el folclore, los mitos y la cultura pop, el concepto de un ser humano que se convierte en insecto o de un insecto antropomórfico se ha documentado durante un largo período en la historia y la cultura humanas. Los egipcios antiguos adoraban a Jepri, el dios escarabajo del sol naciente, y a Serket, la diosa escorpión de la medicina. El poeta romano Ovidio reescribió la historia de Aracne en su famoso libro Metamorphoseis (8 AEC). La titular Aracne era una costurera convertida trágicamente en araña por la diosa Atenea por haber difamado a la diosa así como por haber difundido el conocimiento prohibido sobre los dioses a los mortales. En la ficción moderna, Aracne a menudo se retrata como una monstruosa mujer grotesca con rasgos de araña, desempeñando así un papel similar al de las sirenas y las gorgonas de los mitos griegos.

La popularización de los arquetipos humano-insecto se afianzó con más fuerza en la ficción moderna a principios del siglo XX, principalmente gracias al surgimiento de obras contemplativas como Die Verwandlung (1915) de Franz Kafka, obras de ciencia ficción como The Fly (1957) de George Langelaan y el género de terror corporal. Tanto Die Verwandlung como The Fly giran en torno a la transformación de sus respectivos personajes principales en insectos y la repulsión que esto conlleva. En ambos casos, la hibridación humano-insecto actúa como una alegoría que enfatiza el deterioro de la sociedad moderna. Estas historias ayudaron a crear la imagen de los bichos e insectos comunes como las cucarachas y las moscas como símbolos de la decadencia. The Fly creció en popularidad durante las décadas de 1960 y 1980 gracias a sus dos adaptaciones cinematográficas: The Fly (1958), que sigue la sinopsis de aquel relato corto con bastante precisión, y The Fly (1986) del director David Cronenberg. La adaptación libre más flexible de Cronenberg ayudó a impulsar al concepto del hombre-insecto en el zeitgeist cultural como un icono de terror. El elemento de horror que se presenta en el arquetipo del hombre-insecto radica en la idea de un ser humano que retrocede y se comporta de una manera animal. Pero a diferencia de los hombres-lobo, los hombres-gato o incluso los vampiros, que encarnan características animales más familiares y un poco agradables, los insectos tienden a percibirse con aspectos más desagradables y repugnantes (como se señaló anteriormente con respecto al miedo a los insectos). Como tal, humanos-insecto del horror moderno son conocidos por devorar a la gente entera, envenenar a sus víctimas o incluso destriparlas usando sus apéndices.

Peor aún, el elemento de terror del híbrido humano-insecto reside en el tropo del enemigo enjambre. Al igual que en el género de los zombis, los humanos-insecto tienden a no ser una amenaza inminente singular, sino más bien un ejército completo listo para atacar. En este caso, los humanos-insecto están escritos y retratados como hormigas y abejas, una colonia de monstruos que actúan al unísono bajo el mando de una reina, por lo que aparece la mentalidad colmena como un tropo de terror. Las películas y los videojuegos ambientados en un mundo de ciencia ficción a menudo incorporarán elementos de humanos-insecto en algunos de sus antagonistas, como es el caso de los Zergs en el videojuego StarCraft (1998) de estrategia en tiempo real. Del mismo modo, los Xenomorfos, los alienígenas titulares de la franquicia Alien, aunque no comparten un diseño similar a un insecto, exhiben una estructura de clase de mentalidad colmena y son mejor recordados por poner embriones directamente dentro del cuerpo de sus víctimas, que luego se gestan y las crías atraviesan el abdomen del anfitrión, no muy diferente de cómo tienden a reproducirse las avispas con sus huevos.

Apariciones[]

Cameo en la secuencia final de Felicia para Capcom Fighting Jam.

Videojuego Lugar
Capcom Fighting Jam Ella aparece durante ambas secuencias finales de Jedah y Felicia.

SF vs DS Q-Bee.png


Sprites[]

Q-Bee stance.gif

Saga Darkstalkers

N×C-Q-Bee.png
Namco × Capcom
Project × Zone 2

SVC CCF card Q-Bee.png SVC CCF2 Q-Bee.png SVC CCF DS Q-Bee.png SVC CCF DS action Q-Bee.png
Card Fighters' Clash
Card Fighters 2
Card Fighters DS
Card Fighters DS

Ilustraciones oficiales[]

Q-Bee Vampire Savior.png Vampire Savior Q-bee opening sketch.png Q-Bee portrait.png Udon Comics Q-Bee Sustained By Souls.png UDON UFC Q-Bee Butt Slam.png
La galería de imágenes completa para Q-Bee puede ser vista aquí.

Curiosidades[]

  • Su seiyū original Miyuki Matsushita, también interpreta la voz de Baby Bonnie Hood, fue quien le daría voz hasta el videojuego Project × Zone 2 (2015), donde seria sucedida por Arisa Nishiguchi.
  • Ella tiene similitudes con Belcebú. Es un príncipe del infierno (o en este caso un noble de Makai) conocido como El Señor de las Moscas, que gobierna un tipo de especie de insectos y está asociado con el pecado de la glotonería. La principal característica de las Soul Bees es su hambre constante. Se desconoce si ella estaba destinada a basarse en él, ya que muchos nobles de Makai se basan en o están destinados a ser representaciones de otros personajes arquetípicos, o simplemente tienen características similares.
  • Al igual que Anakaris, la verdadera forma de Q-bee solo se muestra cuando es electrocutada (y durante su secuencia de introducción). Ella es el único personaje que tiene su forma de "Pharaoh's Curse" similar a su verdadero yo. Esto podría implicar que todas las Q-bee son secretamente así o que ella es una excepción muy pequeña y necesita un traje para ayudarla a verse más grande.
  • Hay un error argumental que especifica a veces que la Q-Bee disponible para los jugadores son en realidad varios individuos de la raza Soul Bee o una Q-Bee específica que ha trabajado para Jedah durante mucho tiempo. También está el hecho de que las Q-Bee solo están destinados a ser las líderes de sus familias, pero el personaje disponible parece tener control sobre toda la raza Soul Bee. En ilustraciones conceptual, Q-Bee comenzó como un personaje singular que usaba otros bichos para ayudarla en combate, por lo que es posible que durante algún punto del desarrollo tuvieran la idea de convertirla en un personaje singular que era una Q-Bee única, pero queriendo hacerla algo similar a Huitzil, como un personaje secuaz del cual existen múltiples individuos casi idénticos.
  • Ella apareció en una tarjeta digital del día de los enamorados para ayudar a promocionar al videojuego Darkstalkers Resurrection. La tarjeta contaba con ilustraciones de Stanley Lau, bajo su seudónimo Artgerm.

Vídeos[]

Navegación[]

Personajes de la saga Darkstalkers
Personajes principales
AnakarisBaby Bonnie HoodBishamonDemitri MaximoffDonovan BaineFeliciaHsien-KoHuitzil
Jedah DohmaJon TalbainLilithLord RaptorMorrigan AenslandPyronQ-BeeRikuoSasquatch
Victor von Gerdenheim
Personajes secundarios
AnitaBelial AenslandDark TalbainDeeLe MaltaMei-LingOboro BishamonOzom
Otros personajes
Harry GrimoireJohn StatelyMajorette/ThomasMarionetteShadow

Enlaces externos[]

Referencias[]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 1,9 Capcom, (2008). Darkstalkers Graphic File. Udon Entertainment Corp, pag. 116. ISBN 1897-37604-9
  2. Denpa Shinbun Sha, (1997). ALL ABOUT ヴァンパイアセイヴァー. Studio BentStuff Co.,Ltd, pag. 32. ISBN 4885544742
Advertisement